Irse para volver

¿Como un boomerang? Quizá.

Si a principios de año me hubieran avisado de que íbamos a estar en esta situación, hubiera hecho planes para llenar estos meses de confinamiento. Pero vino de golpe y sin llamar a la puerta. Y si algo estoy haciendo es precisamente no hacer nada. No he visto tantas series ni leído tantísimo como me esperaba ni empezado ningún hobby pendiente. Productividad de los últimos tres meses: en números rojos.

Digamos que lo que está marcando esta cuarentena eterna es la nostalgia y echar de menos todo eso que teníamos antes y que ahora, por una o por otra razón, ya no tenemos (aplíquese a cualquier aspecto de la vida pre-confinamiento). Y dándome una vuelta por aquí, me doy cuenta de que echo de menos este blog y escribir. Pero por otro lado, tengo una apatía y un bloqueo creativo como nunca antes. La pescadilla que se muerde la cola. Pero todo es ponerse y volver a intentarlo.

Desde la última vez que escribí un post he leído muchos libros de los que me gustaría hablar y también he viajado más que nunca y he visto sitios increíbles. Y he vivido la peor crisis sanitaria en 100 años. No sé, supongo que me apetece escribir sobre todo un poco.

Nueva imagen, nueva situación, nuevo comienzo.

Hola otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s